Quiénes somos

Somos, ante todo, tres amigas Elena Benítez, Carol Izquierdo y Cèlia Elisabet, que nos conocimos en la formación de Diafreo con Malén Cirerol, del 2006 al 2008. Cada una con su propia historia y camino, llegamos a esta formación desde diferentes inquietudes y disciplinas, pero buscando cosas parecidas, sanarnos, conocernos más, entender el origen del sufrimiento social y personal, aprender de nuestros cuerpos y nuestras emociones, crecer y poder ayudar a otras personas a atravesar procesos de dolor físico y/o emocional, a unir los pedazos del yo separados, el cuerpo y la mente, la razón y las emociones.

Esta formación supuso para nosotras una puerta a un conocimiento diferente del cuerpo Y DE TODO EL SER, y el nacimiento de una relación personal y profesional profunda entre las tres.

Actualmente, además de nuestro trabajo individual, vamos creando proyectos juntas (uno de ellos esta web que tienes ante ti) nacidos de nuestra pasión por el método Diafreo y la cooperación y comunicación que hemos ido consolidando estos años.

 

También seguimos aprendiendo, supervisándonos periódicamente, y participando de otras formaciones complementarias, sin dejar de lado nuestro propio proceso personal, que consideramos indispensable para poder ayudar a otras personas.
Agradecemos a nuestra maestra Malén Cirerol por la creación de este método, por su humildad y amor, sabiduría y generosidad. También a nuestras supervisoras a lo largo de este tiempo, Marijo Artola, Lou Prat y Magda Cervera, por su apoyo, su disponibilidad y sus conocimientos.

Agradecemos también a nuestras terapeutas a lo largo de todo este camino.

 

Carolina Izquierdo Amaruch 

Llegué a la Diafreo tras un largo camino de búsqueda profesional y personal.

Siempre animada por la inquietud que me producía el estado actual del mundo en general, y en particular las relaciones entre las personas, estudié Magisterio y después Antropología. Aquí me encontré con las lecturas de Casilda Rodrigáñez que influyeron mucho en la continuación de mi búsqueda, llevándome hacia el terreno del parto natural, ayudando a una comadrona en México, la danza del vientre, recibiendo y ofreciendo clases durante años y la recuperación de la sexualidad femenina, colaborando en talleres con mujeres y dando charlas.

Aún así me faltaba formación.

Casilda hablaba de Reich y me impactó, dejándome con ganas de saber más. Mientras tanto, recibí diferentes talleres, hice varias colaboraciones, y entonces, como una casualidad mágica (causalidad), lo personal, en forma de mi propio cuerpo avisándome a gritos, acabó llevándome a la Diafreo, donde encontré la mayoría de respuestas que buscaba, en muchos sentidos.

 

Tras un primer año de terapia, tomé la decisión de formarme como terapeuta  y tuve la gran suerte de poder hacerlo con Malén Cirerol, alumna directa de Françoise Mézières y Thérèse Bertherat, y co-creadora de la Diafreo. Pero sobre todo una mujer humilde y amorosa, increíblemente generosa y humana, y un pozo de sabiduría inagotable.

Esta formación  supuso, además del aprendizaje del método, y el encuentro con las bases teóricas de Reich , Lowen y Mézières, un proceso terapéutico personal profundo,  indispensable para poder acompañar a otras personas en su evolución.

Desde entonces estoy desarrollando mi labor como diafreo-terapeuta, y preparando nuevos proyectos frutos de la experiencia acumulada y la reflexión personal, con la Diafreo como principal herramienta.

La realización de la Formación Mujer Cíclica 2013-2014 también ha aportado recursos a mi trabajo con mujeres.

 

Cèlia Elisabet

Per presentar-me vull explicar que personalment he tingut una història familiar complicada, he viscut amb molt dolor emocional i amb força malestar físic. I he estat pacient de Diafreo de llarg recorregut.

Amb la Diafreo he aconseguit patir menys i gaudir més.

I com a terapeuta de Diafreo, també veig que les persones que acompanyo aconsegueixen patir menys i gaudir més.

Pel que fa al meu recorregut acadèmic i laboral, vaig estudiar teatre, concretament, interpretació de gest i moviment, a l’Institut del Teatre.

Vaig treballar d’actriu i professora de teatre durant 13 anys. Com a professora de teatre, vaig optar per la pedagogia lliure i vaig acabar treballant com a educadora (m’agrada més dir-me “acompanyant”) en projectes d’educació viva.  El curs 2013/14 vaig impartir dues formacions de pedagogia lliure a Sant Cugat i a Mallorca.

Paral·lelament a la meva trajectòria en la pedagogia lliure, em vaig formar com a terapeuta de Diafreo amb la Malen Cirerol  i fins a l’actualitat exerceixo de diafreoterapeuta a Barcelona, Sant Celoni i Manresa.

I vull afegir un altre aprenentatge vital amb el qual encara m’estic formant: des del 2004 sóc mare. I amb la maternitat, he aprofitat per accelerar i aprofundir el meu creixement personal, el meu aprenentatge com a terapeuta i el meu aprenentatge en la pedagogia lliure. Encara n’aprenc.

I bé, fins aquí he arribat de moment. La meva base és la Diafreo i amb aquesta gran eina, treballo de terapeuta Diafreo i d’educadora de pedagogia lliure. I continuo formant-me i continuo acompanyant al meu fill amb tanta consciència com puc.

 

Elena Benítez

DIAFREO_LauraSoriano_6084

¿Cómo llegue a ser Terapeuta?

Nací en  Montevideo Uruguay  en 1973.

Desde joven, a los 19 años comencé a trabajar en mí en terapia verbal. Y en la búsqueda de mi vocación estudié Hostelería y Teatro. En la escuela de teatro descubrí el contacto con mi cuerpo; sentirlo me llenaba, me conectaba, me ayudaba a conocerme…y esto me empezó a entusiasmar y comencé a sentir una fuerte llamada vocacional. Dejé el teatro y seguí yendo a las clases que daba la profesora de “Leyes del movimiento” un trabajo entre otras cosas basado en la Eutonia. Era en un grupo pequeño de personas que me permitió profundizar en mi junto con la terapia verbal.

Con 23 años viaje a Europa  y seguía con mi deseo de dedicarme a “lo corporal” y probé la Antigimnasia que 5 años después me llevó a conocer la Diafreo donde encontré mucho más: una terapia profunda que integra el cuerpo, las emociones, la energía, y hasta lo más profundo y espiritual de nosotr@s mism@s. Allí me quedé años sanando y formándome. También tuve el privilegio de aprender directamente de Malén Cirerol su co-creadora y comprender las bases de la metodología.

Realicé uno de mis mas grandes sueños que es dedicarme a ayudar a los demás con una herramienta tan hermosa como la Diafreo. Ahora es parte de mi manera de vivir donde sigo nutriéndome, reciclándome y supervisando.

Ser Diafreoterapeuta es el eje, la columna vertebral de mi trabajo donde  he integrado la Comunicación Consciente (basada  en la Comunicación NoViolenta) y la Nutrición basada  en la Medicina China.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − Nueve =